¿Qué es la rehabilitación vestibular?

Consiste en un programa de ejercicios enfocado a mejorar el vértigo, mareo y la inestabilidad. Es una terapia física individualizada, controlada y supervisada que pone en marcha las capacidades del cerebro de reorganizar la función y mejorar la sintomatología logrando la compensación del trastorno. Es fundamental la colaboración del propio paciente mediante la realización de los ejercicios en su casa.

 ¿Cómo se hace la rehabilitación vestibular?

Son ejercicios que se enseñan en el consultorio y el paciente realiza en su casa. En algunos casos se utilizan los estímulos con lentes de realidad virtual.  
El vértigo postural se trata con maniobras de reposición otoconial.

¿Qué otros tratamientos existen para estos trastornos?

El médico puede indicar medicamentos para deprimir la función vestibular con el fin de disminuir las molestias. Estos medicamentos pueden asociar efectos adversos y usados a largo plazo pueden afectar la capacidad de compensación del sistema nervioso central. De acuerdo al diagnóstico que motiva el problema pueden requerirse en algún caso otras estrategias terapéuticas tanto farmacológicas como quirúrgicas.

¿Es necesaria una indicación médica para hacer rehabilitación vestibular?

Dado que los trastornos vestibulares pueden deberse a múltiples causas, es fundamental que el médico llegue a un diagnóstico, identificando el motivo del problema. (ver Patologías más frecuentes). Esta es la única forma de diseñar un plan de tratamiento acertado y eficaz. La evaluación y seguimiento del paciente con trastornos vestibulares la realiza el otorrinolaringólogo, neurólogo u otoneurólogo quien solicitará los estudios necesarios para llegar al diagnóstico. En el equipo de rehabilitación vestibular el médico fisiatra estará a cargo de la evaluación funcional y de la discapacidad del paciente, del diseño del programa terapéutico y de la interacción con los especialistas tratantes.