El mantenimiento del equilibrio surge del procesamiento de la información visual, sensitiva y vestibular a fin de generar las respuestas adecuadas en las diferentes situaciones. Por lo tanto, múltiples trastornos pueden dar como resultado trastornos del equilibrio y caídas. Las alteraciones visuales, de la sensibilidad cutánea y profunda, del procesamiento cerebeloso o cerebral, o los problemas osteoarticulares y musculares pueden provocar que esas respuestas sean lentas o inadecuadas. Las alteraciones del sistema vestibular frecuentemente producen problemas de equilibrio solas o asociadas a los factores mencionados. En el adulto  mayor estos sistemas biológicos tienden a presentar fallas en forma concomitante por lo que en estos pacientes los problemas de estabilidad son multifactoriales. El abordaje del paciente con inestabilidad requiere frecuentemente de un entrenamiento vestibular específico, no sólo si estamos ante un trastorno vestibular en sí mismo, sino también para apoyar la función de otros sistemas comprometidos.

Es la causa más frecuente de vértigo. Se manifiesta por episodios de vértigo desencadenados por cambios en la posición de la cabeza que duran algunos segundos. Puede aparecer en forma espontánea o como consecuencia de un traumatismo craneal o secundario a otras patologías del oído interno . Los síntomas se deben a la presencia de partículas libres (otoconias) en el canal semicircular provenientes de la mácula otolítica, que estimulan la cúpula frente al movimiento cefálico. En algunos casos llega a mejorar espontáneamente aún sin tratamiento. El tratamiento de elección consiste en maniobras de reposición otoconial con un alto porcentaje de respuesta y muy buena tolerancia. En algunos pacientes pueden ocurrir recidivas.

Se trata de una vestibulopatía aguda unilateral que se presenta con vértigo e inestabilidad persistentes que comienzan a mejorar gradualmente luego de 48 a 72 horas. Se trata de una afección del nervio vestibular o sus ramas que puede estar vinculada a una infección viral. La recuperación funcional puede demorar varios meses y se ve acelerada por un programa de rehabilitación vestibular.

Es una disfunción del oído interno que produce ataques episódicos de vértigo que se presentan con síntomas en el oído como sordera o sensación de oído ocupado y acúfenos.  En general duran más de 30 minutos. Este trastorno se asocia a un aumento de la tensión de la endolinfa (líquido que se encuentra en el interior del laberinto y el oído interno), conocido como hidrops endolinfático. Existen cambios mecánicos y químicos que son responsables de los síntomas y del deterioro progresivo de la función auditiva y vestibular que se observa en etapas avanzadas. El tratamiento se basa en disminuir la frecuencia de los ataques para lo cual son necesarias modificaciones higiénico dietéticas y medicamentos.  Si hay una disfunción vestibular persistente durante el período intercrisis, el paciente se beneficiaría con la rehabilitación vestibular.

 

Es una variedad de migraña que se presenta con síntomas vestibulares. La migraña es un trastorno hereditario que consiste en una predisposición a padecer dolores de cabeza frente a ciertos desencadenantes físicos o ambientales. Aproximadamente 16% de la población padece migraña. En algunos pacientes con migraña el vértigo puede ser el síntoma único o predominante independiente del dolor de cabeza. Los episodios de vértigo pueden durar desde pocos segundos a 72 horas y se asocian frecuentemente de foto o acusofobia y síntomas visuales. Es una de las causas más frecuentes de vértigo pero como no existen marcadores biológicos, su diagnóstico es clínico y obliga a descartar otras patologías del sistema vestibular.

Las alteraciones del sistema nervioso central provocan trastornos en las vías de integración del sistema vestibular. Estas alteraciones pueden originarse en patologías vasculares, tumorales, inflamatorias o degenerativas. Las manifestaciones son variables de acuerdo a las estructuras afectadas. Si bien estas alteraciones comprometen la capacidad de compensación, se han demostrado fenómenos de neuroplasticidad que explican la respuesta favorable que presentan muchos pacientes con rehabilitación vestibular.