Tratamiento

El tratamiento consiste en sesiones individuales y personalizadas de ejercicios que se realizan en el consultorio, dirigidas por fisioterapeutas especializadas.

En la mayoría de los casos el paciente concurre 2 veces por semana, aunque algunos tratamientos requieren una frecuencia mayor.

Se indican y enseñan ejercicios que el paciente debe realizar en su domicilio. Esta parte es de fundamental importancia ya que para lograr la compensación se requiere una estimulación repetitiva.